Recomendaciones para mejorar tu autoestima

23.05.2017 09:37
 

La autoestima no se presta, ni se descuida ni se deja olvidada en bolsillos ajenos. Sin embargo, seguimos siendo esa sociedad que necesita del refuerzo ajeno para reafirmarse, y seguimos diciendo”sí” con la boca pequeña cuando lo que necesitamos es un “NO” con voz firme. Nos olvidamos, casi sin darnos cuenta, que pocos abandonos son tan letales como dejar de amarse a uno mismo…

Hemos de admitirlo, pocas dimensiones psicológicas han suscitado tanto interés, tantas publicaciones y manuales en el mercado editorial y del crecimiento personal como la autoestima. A estas alturas gran parte de la población sabe manejar conceptos terminologías, estrategias y afinadas herramientas creadas por renombrados gurús que nos invitan a mejorar día a día para desarrollar nuestro potencial.

 

“Tú mismo, al igual que cualquier otra persona en el universo, te mereces tu propio amor y afecto”

-Gautama Buddha-

 
 
 

Sin embargo… ¿lo conseguimos? ¿conseguimos realmente aumentar nuestra autoestima? La verdad es que no siempre. Salimos de casa habiéndonos repetido varias veces ante el espejo aquello de “me quiero, soy capaz de lo que me proponga y nada ni nadie va a poder conmigo”.

Sin embargo, a no tardar mucho, nos volvemos a situar en la casilla de la salida de los círculos viciosos compuestos por pensamientos negativos. Nos damos de bruces con la inseguridad, con el miedo al que dirán y destinamos nuestras acciones a esa búsqueda incansable de reconocimiento con el que insuflar a duras penas un sucedáneo de oxígeno a nuestra autoestima.

No es fácil, y no lo es en primer lugar porque a menudo, tenemos una idea limitada de lo que es en realidad la autoestima, porque no, no es suficiente con “quererse a uno mismo”. Igual de importante es mejorar y trabajar dimensiones tan básicas como la percepción que tenemos sobre nuestra propia persona, así como las interacciones que establecemos con quienes nos rodean.

Tal y como podemos percibir, en ese complejo tejido que conforma nuestra identidad social y emocional, hay algunos flecos y costuras que es necesario fortalecer o incluso renovar. Te proponemos por tanto que reflexiones sobre estas 9 estrategias.

 

1. Aprende a auto-abastecerte

El hecho de no saber “nutrirnos”, atendernos y autoabastecernos es una maldición, una especie de sortilegio que nos obliga una y otra vez a cometer el mismo error, la misma conducta, el mismo pozo: buscamos en los demás lo que no nos ofrecemos a nosotros mismos.

Si iniciamos un proyecto esperamos que nuestra pareja, amigos y familia respalde cada idea, cada ilusión, cada objetivo y cada propuesta. Si no lo hacen, si valoran de forma negativa algún aspecto quizás nos quede la sensación de que en el fondo lo que quieren es tirar por tierra nuestra idea. Así, podemos llegar a tomárnoslo como un ataque personal.

 

¿A qué tipo de felicidad podemos aspirar con este enfoque personal? A una donde solo hay mendrugos, a una donde si los demás no nos abastecen con certezas, cumplidos y afectos, nos venimos a bajo. De paso, a ellas, si podemos, las condenamos a los infiernos.
 

 

Hemos de ser personas autónomas emocionalmente, seres que se autoperciben como valiosos para sí mismos y exquisitamente dignos para aspirar a cualquier meta, propósito u objetivo. De esta manera, y solo de esta manera, seremos capaces de encontrar la parte positiva de las críticas que tienen esta naturaleza.

 

2. Evita las auto-afirmaciones positivas genéricas

Lo señalábamos al inicio. Hay quien no sale de casa sin antes haber cumplido un sencillo ritual, el de ponerse ante el espejo y repetirse aquello de “me 

quiero, soy capaz, soy hermoso, nadie puede hacerme daño o soy alguien que vale la pena”.

 

 

 

Buscar en el sitio

Contacto

Infinito Equilibrio LatinoAmérica
Wapp: +56.9.61065873

Cursos de Registros Akáshicos en Latinoamérica