¿Vives dominado por tus pensamientos o por tus sueños?

25.02.2020 14:01

¿Qué clase de vida vives? ¿Vives dominado por tus pensamientos o por tus sueños? En los años de práctica de Registros Akáshicos hemos visto que muchas veces nos cuesta dejar de ser dominados por nuestros pensamientos y eso hace que bajemos los brazos a todo eso que queremos para nuestra vida. ¨Es así como el arquero talla y pone sus flechas rectas, el maestro dirige sus pensamientos descarriados¨: este pensamiento de Buda me deja reflexionando sobre la tal llamada maestría, esa que vemos día a día en propagandas de redes. Se venden “maestrías” para enseñar a otros cuando nunca hemos podido siquiera enseñarnos a nosotros mismos.

 

Cuando trabajamos en INSOUL meditamos sobre lo expuesto al comienzo: ¿Tus sueños te dirigen a ti o tú diriges tus sueños? Porque mucho depende de esta apreciación. ¿Te dominan tus pensamientos? ¿Te llevan de un lado para otro sin poder salir? O realmente eres el maestro y puedes decir ¡PARA! ¿Puedes conectarlos y desconectarlos? Muchas personas no quieren pensar en esto pues los hace sentir ruines, humillados frente a algo tan frágil y que cuesta tanto dominar, la impotencia los enferma y prefieren gritar más alto que el pensamiento para no escuchar y ser conscientes del poco poder que tienen sobre si mismos.

Adriana Urse Alaníz 

 

¿Qué clase de vida vives? ¿Vives dominado por tus pensamientos o por tus sueños? En los años de práctica de Registros Akáshicos hemos visto que muchas veces nos cuesta dejar de ser dominados por nuestros pensamientos y eso hace que bajemos los brazos a todo eso que queremos para nuestra vida. ¨Es así como el arquero talla y pone sus flechas rectas, el maestro dirige sus pensamientos descarriados¨: este pensamiento de Buda me deja reflexionando sobre la tal llamada maestría, esa que vemos día a día en propagandas de redes. Se venden “maestrías” para enseñar a otros cuando nunca hemos podido siquiera enseñarnos a nosotros mismos. 
Cuando trabajamos en INSOUL meditamos sobre lo expuesto al comienzo: ¿Tus sueños te dirigen a ti o tú diriges tus sueños? Porque mucho depende de esta apreciación. ¿Te dominan tus pensamientos? ¿Te llevan de un lado para otro sin poder salir? O realmente eres el maestro y puedes decir ¡PARA! ¿Puedes conectarlos y desconectarlos? Muchas personas no quieren pensar en esto pues los hace sentir ruines, humillados frente a algo tan frágil y que cuesta tanto dominar, la impotencia los enferma y prefieren gritar más alto que el pensamiento para no escuchar y ser conscientes del poco poder que tienen sobre si mismos.