RITUAL PARA SANAR LA RELACIÓN MATERNA

13.04.2020 13:01

 

Muchos de nosotros tenemos un vínculo especial con nuestra madre y no precisamente por lo amoroso, respetuoso o maravilloso que pueda ser.
Tener una madre debería ser una de las maravillosas cosas que agradecer, pero muchas veces se transforma en algo tedioso y difícil de llevar. No estoy hablando de nuestra época de adolescencia, donde la mayoría de nosotros teníamos un vínculo complicado con nuestros padres, sino de adultos, en el cual nos damos cuenta de que quizás si estuviéramos en ese lugar hubiéramos hecho las cosas diferentes.
A través de varias técnicas podemos entender el para qué y porqué de este vínculo tan especial con el ser que nos dio la vida, una de esas técnicas son los REGISTROS AKÁSHICOS. Desde ese lugar queremos transmitirte este ritual especial para realizarlo cuando sientas la necesidad de trabajar el vínculo con tu madre.
1. Buscarás semillas de una planta que te guste o gajos muy pequeños para poder trasplantar, una maceta y tierra.
2. Buscarás un lugar tranquilo donde poder sentarte a meditar y luego escribir SIN PENSAR.
3. Escribirás todos esos motivos, los reales (esto es para ti y nadie lo leerá) por los cuales crees que tu madre hizo las cosas mal o difíciles para ti. Se honesto pues es la única manera de comenzar a sanar el vínculo.
4. Simplemente describe a tu madre y detalla todos esos hechos que te causaron dolor, no importa si escribes 10 hojas o 100, tómate el tiempo.
5. Luego de eso, al final de tu escrito, respira profundo y escribe: ESTA HAS SIDO TÚ, NO YO. TE AGRADEZCO LA EXPERIENCIA Y TE PERDONO. TE AMO POR DARME LA VIDA Y TODO LO QUE HE APRENDIDO EN ELLA.
6. Puedes, si quieres, tener una foto suya frente a ti o simplemente traer su rostro a tu mente.
7. Imagina que le das un abrazo, sincero, real, quizás uno de los más reales que le has dado.
8. Esa (s) hoja (s) dóblalas lo más pequeño que puedas y ponlas en la maceta al plantar las semillas o planta de manera que no molesten a las raíces y la planta pueda crecer.
9. Esta planta puedes: dársela como regalo a tu mamá si ella aún está en este plano, puedes llevarla al cementerio o puedes dejarla en tu jardín en un lugar especial que sientas pueda estar destinado a ella.

Es un ritual de separación y aceptación muy poderoso, aprovecha este tiempo.
Ámate y ama como tu alma sabe.
Bendiciones
Adriana Urse Alaníz