Mario - Montevideo/Uruguay

 
Bueno... mi experiencia con el taller de primer nivel fue muy buena.. colmó mis expectativas. 
Me entere por una amiga y colega que se abrió registros contigo y sintió una vibración especial, le inspiraste confianza y ni hablar cuando empezaste 
a hablar... como se dice en la jerga futbolera... las colgaste todas de los ángulos jajja... solo con contarme despertó mi interés y no dude cuando 
me dijo que había fecha para hacer un primer nivel. 
Cuando comenzó el taller... con tu tranquilidad y la de Jorge calmaron todas esas ansias que uno trae cuando se enfrenta a algo nuevo, los materiales
están muy fáciles para entender la complejidad de lo que se habla... que se resume( paradójicamente) en algo muy fácil que es "AMOR".. Amor por uno
mismo primero que nada,  Amor por los demás sobre todo, Amor y respeto con lo que se hace y con la responsabilidad que se asume al aprender esta
técnica, 
Al principio dude un poquito con los puntos de gracia... quizá no me pareció tan importante... te cuento que cuando los comencé a aplicar quede sorprendido 
de los cambios que genera en uno mismo, es palpable, es visible... no lo podía creer.
En el mundo de velocidad al que estamos sometidos quizás sea necesario mucha mas constancia de la que le he podido dar en estos pocos meses pero presumo que todo llegara en su momento.
Con el tema de abrir mis registros me pasaron muchas cosas... en el taller... cuando leímos las oraciones me paso lo que a la mayoría.... mucho dolor de cabeza,
como si se me hubiera destapado algo en la parte superior y fuera tan fuerte que no me daba la energía para soportarlo... pero de a poquito fue bajando en
intensidad y llegue a disfrutarlo.
En las primeras aperturas en casa dudaba  de todo... me pasó que siempre pensaba en que era mi mente que estaba jugando
conmigo... ponía mas mental de lo necesario.. de todos modos anotaba todo lo que me parecía que podía llegar a ser algo que canalizaba... y además  eran cosas
bastante duras... y eso me hacia sospechar un poco... hoy me doy cuenta que todo se basa en confiar y entregarse a lo que sentís en ese momento. 
hasta que llego el día en que todo fluyo y fue como una catarata de cosas que empezaron a llegar y era tal mi sorpresa que solamente dejaba que el lápiz 
escribiera y fue tan hermoso, tan fuerte que automáticamente se me empezaron a caer las lágrimas.... 
yo te mandé vía mial lo que  escribí.. . pero te lo vuelvo a pasar por si lo queres compartir... 
después de eso... quizá por falta de tiempo... o quizá organización para hacerme el tiempo.. he parado un poco pero pienso retomar con todo en este 2016...
 
Mario de Montevideo.