Verónica desde Melo, Uruguay

Les puedo decir que la experiencia con Registros Akáshicos realmente confirmó en mi la noción de un tiempo no lineal, de un espacio no físico y de una vida que trasciende. Confirma asimismo el enunciado de nuestra misión personal, y que dos o más almas no se encuentran por mera casualidad. Nuestros Maestros nos transmiten también el mensaje del amor como única fuerza sanadora,y nos guían y nos protegen en nuestros actos, decisiones y momentos críticos para poder discernir, y cumplir con la misión que nos fue encomendada por Dios,la que da sentido a nuestras vidas, y a todo el universo que nos rodea...Es, sin duda, una experiencia difícil de transmitir con palabras, hay que vivirla! GRACIAS!!