El sahumerio y las gemas no te ayudan

03.10.2021

¿Te gusta prender inciensos y utilizar gemas? Seguramente tienes algún cuarzo o amatista en tu casa y crees que con el simple hecho de tenerla allí tendrás protección y transmutaras energía. Quizás prendes mirra o palo santo pensando que eso ayudará a que todo fluya mejor.

Con este escrito, quiero desmitificar a cada una de tus gemas y tus inciensos o sahumerios. La realidad es que ellos son maravillosos en su trabajo, pero necesitan un timón para saber hacia dónde ir.

El timón del que hablo es la intención: si tú no sabes que intención tienes, ellos tampoco sabrán hacer su trabajo. Es importante que cada vez que prendas un sahumerio decretes tu intención en voz alta y con toda tu fuerza. Te dejaré más abajo los pasos que deberás seguir para que efectivamente tus gemas y sahumerios hagan su trabajo.

  1. Antes de prender un sahumerio, piensa en lo que realmente quieres lograr.
  2. Luego que tengas tu intención clara, manifiéstala en voz alta y con toda tu fuerza.
  3. Piensa en el motivo real de esa intención y también manifiéstalo en voz alta.
  4. Escribe en un papel lo que acabas de pronunciar y ponlo debajo del incienso o sahumerio.
  5. Prende el sahumerio y contempla unos minutos el humo, enfocando tu mente en aquello que realmente quieres lograr.
  6. Agradece por la posibilidad de tenerlo.
  7. Continúa con tu día.
  8. Cuando el incienso se acabe, dejarás el papel en un lugar donde lo veas la mayor parte del tiempo.
  9. Cuando eso que quieres se manifieste, quema el papel.

La rutina para las gemas es igual, simplemente en vez de contemplar humo, contemplarás el color y forma de la gema.

Ahora sí, estas list@ para que tus sahumerios y cristales cumplan su cometido.

Bendiciones

Adriana